ACUARIO CON PECES ROJOS, CARMEN DE LA ROSA, ED. ANANTES, 2016

 

Mi reseña sobre DE LA ROSA, C., Acuario con Peces Rojos, editorial Anantes, abril 2016.

Durante las últimas décadas hemos asistido a un proceso de cambio vertiginoso en el sector de las telecomunicaciones, resultado de la innovación tecnológica. 1969 marcó un hito no sólo por la llegada del hombre a la luna sino por constituir el momento histórico en que se sientan las bases para el nacimiento del fenómeno Internet. Aunque aún estamos muy lejos del nuevo orden social que pronosticara Masuda, Computopía, Internet ha transformado sin duda alguna las estructuras y las relaciones sociales. Las redes favorecen la comunicación humana y se han erigido en una excelente plataforma que permite canalizar nuevas formas de expresión, aproximando a los pueblos y a los individuos que los integran en un punto de encuentro común, el ciberespacio.

En este lugar he tenido la fortuna de tropezar con la escritora Carmen de la Rosa, una sevillana afincada en la actualidad en la bellísima ciudad de Heidelberg, ciudad a la que me unen algunos lazos –decir que antes que de aterrizar en Heidelberg, Carmen ha vivido en Sevilla, Almería, Madrid, Múnich, Hamburgo, Dusseldorf y Londres, todo ello sin contar sus múltiples viajes, en los que incluso ha llegado al desierto-. La gran generosidad de Carmen me permitió pasar a formar parte hace unos meses, recién estrenada mi cuenta de Facebook, de su lista de amigos, lo que me ha permitido descubrir retazos de su vida a través de la pantalla de mi note-book. Esto hecho me ha aproximado al conocimiento de una mujer absolutamente inclasificable. Inquieta, perfeccionista, apasionada, aventurera, creativa, Carmen se nos revela como una persona muy polifacética. Profesora de danza, piloto privado, chef, viajera, periodista, blogger, empresaria, escritora de cuentos infantiles y de novela, decoradora, son algunas de las facetas en las que Carmen destaca. Esas actividades se solapan con otra faceta más personal en la que también ha cosechado grandes éxitos, su desarrollo como mujer, madre y abuela de trillizos. Sobresale asimismo Carmen de la Rosa en su amor por la estética, el arte y la cultura y por su compromiso con los más desvalidos, expresado en su vinculación a proyectos de difusión de la lectura, como el Proyecto Weeble, y a diversas ONG que actúan en África y en Afganistán. Carmen colabora también en el blog de literatura infantil-juvenil de sus nietos trillizos La Biblioteca de Miss McHaggis, dirigida y coordinada por su hija Patricia Castillo.

Además de tener los títulos de profesora de danza española, la licencia de piloto privado y de haber estudiado gastronomía en Le Cordon Bleu de Londres, Carmen de la Rosa es Licenciada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó asimismo dos años de doctorado y un curso de relaciones internacionales en el Instituto Ortega y Gasset de Madrid. Es autora de novelas como El Almizar (Almuzara), El inglés de Serón (Círculo Rojo), La Carta de Lucrecia (Anantes), Amapola 15 (Círculo Rojo). Es autora asimismo de 25 relatos inéditos y diversos cuentos infantiles como “¡Arre, burro, arre!” (2013), un cuento solidario presentado en la Fundación Zenobia- Juan Ramón, de Moguer, en el Año de Platero.

En Acuario con peces rojos (Anantes, 2016), 166 págs., Carmen nos ofrece a través de una prosa chispeante y fluida el retrato de la familia Ortiz-Peñarroya, un retrato en el que se fusionan el presente y el pasado, la España actual, sacudida por la crisis, y el México de las décadas centrales del siglo XX, sin olvidar un territorio clave en el exilio español, Argelès-sur-Mer y Burdeos.

La novela arranca con un misterio del que es testigo la protagonista, Lupe Ortiz, anticuaria y marchante de arte. Se trata de la desaparición en 1981, durante la travesía del Américo Vespucio, de sus tías Olvido y Miranda, propietarias de un valioso cuadro de Matisse que ha permanecido durante generaciones en el seno de la familia (Acuario con peces rojos). El cuadro se convierte en el testigo mudo de una historia que arranca en los albores del siglo XX, con la luna de miel en París de los Ortiz-Peñarroya; continúa con las vivencias de sus hijos, exiliados en México, vivencias salpicadas por el infortunio, las alegrías y las tristezas, donde se mezclan las pasiones más altas y las más bajas, hasta llegar a un presente, en el que Lupe, obligada a guardar reposo a causa de una enfermedad, va desentrañando la urdimbre de la historia familiar a través de la lectura de las cartas de sus tíos. Las conversaciones con su hija Vita, estudiante de Textiles y Tejidos Antiguos que vive en Madrid con su abuela mexicana, trasladan esa historia al lector. Una serie de acontecimientos insólitos precipitará la historia para resolver el misterio, que nos cogerá por sorpresa con un final digno del género negro.

A pesar de que el drama se erige en el catalizador de la historia, con el fusilamiento de D. Alberto Ortiz, catedrático de Derecho Público de la Universidad de Granada, durante la guerra, la muerte de su mujer en Francia y el exilio de sus hijos en México, no puede afirmarse que Acuario con peces rojos sea una novela que se detenga exclusivamente en la tragedia o se recree en ella. Al contrario, aunque el drama se refleja en toda su crudeza en las páginas de Acuario, la capacidad de resiliencia de los Ortiz se revela extraordinaria. A los Ortiz, familia original donde las haya, no hay nada que los detenga, ningún infortunio ni ninguna desgracia ocasional. Su capacidad de pasar de puntillas sobre las miserias humanas y de continuar hacia delante en busca de nuevos horizontes resulta fuera de lo común. En ese viaje sin mirar atrás hay un recurso que resulta clave: el sentido del humor del que hace gala la autora y que suscita en más de una ocasión nuestra sonrisa más amable.

Carmen nos ofrece unos personajes ricos en matices. Entre la abundancia de personajes que la autora construye y que reflejan con detalle la genealogía de la familia, destaca sobre todo el de la abuela mexicana, personaje apasionado, obstinado, excéntrico pero que desempeñará un papel clave en la resolución del misterio que constituye el leitmotiv de la obra.

Los temas que Carmen aborda en su novela son muy diversos. Junto al tema del exilio obligatorio, tema de moda en la actualidad a causa de la gravísima crisis humanitaria que ha generado la situación en Siria, se aborda el problema del crack de las hipotecas y el de los espejismos ligados al negocio del arte. Un tema secundario pero en absoluto baladí es el contacto en las redes sociales, donde la autora nos lanza una advertencia. En las redes, como en la vida, nada es lo que parece. Las redes a veces pueden causar nuestra desgracia pero también el mayor de los placeres, como es el de facilitar el encuentro de las personas afines. Los hilos tecnológicos se ponen en esta ocasión al servicio de ese destino tejido por las Moiras que, desde nuestra humilde condición de mortales, juzgamos a veces como caprichoso.

El tratamiento del tiempo en Acuario no es lineal –el tiempo tampoco lo es-, lo que permite al lector mantener fija la atención durante toda la novela, hasta que se resuelve finalmente el misterio de la desaparición de las hermanas. Esto puede suponer un cierto problema para el lector apresurado, de ahí que resulte recomendable entender que la historia se mueve cronológicamente en un doble plano en el que el tiempo no avanza de forma simultánea, porque mientras en el presente la historia transcurre en pocos meses, el pasado comprende varias décadas del siglo XX.

Un aspecto destacable en la novela es el de las cartas que se introducen en la trama y que proporcionan emotividad a la obra. Las cartas hoy día son un instrumento anacrónico, sustituidas como están por los whatsapp, los e-mail, o lo mensajes de voz. Las cartas de Acuario están escritas con una prosa cuidada y bella,  casi poética, prosa que nos transporta a los años cuarenta del pasado siglo, a una década investida de un halo mágico y glamouroso pese a ser una de las más cruentas en la historia de la humanidad.

Lectura por tanto que resulta recomendable no sólo como entretenimiento sino como propuesta para reflexionar sobre uno de los temas que más ha de preocuparnos hoy día, la condición humana. Desde esta plataforma, enviamos a Carmen nuestros mejores deseos para la presentación de su novela, que tendrá lugar en Sevilla el próximo día 12 de mayo, y que será sin duda una fiesta para la cultura. Nuestra felicitación también tanto por su nueva obra como por su aniversario, que la autora celebra hoy, 17 de abril, y que esperamos sea muy feliz.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s